manifiesto para una abstracciónrealista en dos puntos

 

1. Los colores, las formas y la materia deben fluir libremente. No seguiran un estilo concreto. Lo visible debe viajar por todas las posibilidades de lo caótico, sin ceñirse a ninguna sensibilidad predeterminada.

 

2. Cualquier imágen del mundo no caótico, del mundo organizado, cualquier cosa en sí que tenga una forma reconocible: animales, paisajes, personas, objetos...serán utilizados como si de un simple color o mancha informe se tratara. Se dejarán vagar por la obra hasta que encuentren un lugar adecuado como cuando un brochazo encuentra su porqué al lado de una textura determinada.

 

Así surgen imágenes simplemente abstractas o abstractorealistas cuando alguno de los elementos puestos en la obra vienen del mundo de lo real.